miércoles, 18 de noviembre de 2009

[Pagina12WEB] Noticia enviada por lisandro


logo libero
Lunes, 16 de noviembre de 2009
El entrenador de la Selección recibió una sanción leve con simbolismo

La FIFA le sacó amarilla a Maradona

No podrá tomar parte de actividades futbolísticas durante dos meses, a partir de ayer, y deberá pagar una multa de casi 95 mil pesos, pero está sujeto a un escrutinio cercano bajo el riesgo de una pena mayor: ¿quedarse fuera de la Copa del Mundo?

/fotos/libero/20091116/notas_l/bu03fo10.jpg
Maradona estuvo pocas horas en Zurich, habló 40 minutos en la FIFA y la sanción no le quitó el humor.

Una tarjeta amarilla: a la próxima, lo echan. Ese fue el mensaje que Diego Maradona recibió ayer de la FIFA, que hizo reunir de manera extraordinaria a su Comisión de Disciplina un domingo para tomarle declaración al entrenador de la Selección Argentina respecto de los sucesos posteriores al último partido por las Eliminatorias, ante Uruguay en el Centenario, y luego imponerle una sanción simbólica. Maradona se fue aliviado de Zurich, en donde permaneció menos de cinco horas; la FIFA movió los hilos y sacó al deslenguado entrenador del próximo sorteo de la Copa del Mundo.

La sanción impuesta de dos meses, que empezó a ayer, le impide a Maradona "toda actividad (oficial) vinculada con el fútbol" en una época en la que no habrá más que un amistoso no arreglado todavía ante un equipo que no está afiliado directamente a la FIFA –la selección de Cataluña– y el sorteo del Mundial, en Ciudad del Cabo, el próximo viernes 4 de diciembre. Además le aplicó una multa de 25 mil francos suizos (algo menos de 95 mil pesos).

Maradona arribó por la mañana a Zurich procedente desde Madrid, donde la Selección Argentina perdió ayer 2-1 frente a España. Estaba acompañado por su ayudante, Alejandro Mancuso; el asesor letrado de la AFA, Hugo Pazos; el presidente del Comité de Selecciones de la AFA, Julio Grondona (h); y Daniel Pellegrino, la mano derecha del titular de la AFA, Julio Grondona, quien no concurrió. A su llegada al aeropuerto suizo, lo esperaban hinchas argentinos que viven en ese país y que le testimoniaron su afecto.

El astro estuvo dos horas en la Casa del Fútbol, pero sólo declaró durante 40 minutos, según consignó el informe de la Comisión de Disciplina, que dirige Mathier, un viejo amigo de Joseph Blatter, el presidente de la FIFA, que tampoco estuvo ayer en Zurich, ocupado con la final del Mundial Sub-17 en Nigeria. "Maradona fue escuchado durante 40 minutos y pidió perdón a la FIFA y a la gran familia del fútbol mundial", reza el comunicado de la Comisión, en lenguaje típico.

"La FIFA tuvo en cuenta las disculpas y el arrepentimiento sincero mostrados por Maradona al tomar la decisión, que le fue comunicada al final de la reunión", reza el informe. La bravuconada del entrenador tras la victoria sobre los uruguayos ("Esto es para los que no creyeron en este seleccionado y para los que me trataron como una basura. Hoy estamos en el Mundial. Sin ayuda de nadie y con todos los honores. A los que no creyeron, que la chupen...") pudo haberle costado caro si se imponía el criterio de Blatter, que sostenía que Maradona había infringido el artículo 58 del Código Disciplinario de la FIFA, referido a expresiones humillantes y denigrantes de carácter racista, que pudo haberlo dejado sin Mundial.

Pero la sanción, decidida en algo más de una hora, se adoptó sobre la base del artículo 57, que castiga al que "a través de actitudes violentas o de amenazas ejerza presión sobre un oficial del partido o perturbe de cualquier otro modo su libertad de hacer o no hacer", y la pena fue más leve. De todas maneras, la Comisión le hizo llegar a Maradona el mensaje: cualquier incumplimiento de la sanción o la repetición de cualquier incidente similar implicará la imposición de sanciones mayores en el futuro. La FIFA quiere asegurarse de que el colorido lenguaje de Maradona y sus actitudes controversiales no arruinen la fiesta que la multinacional del fútbol organiza con criterio corporativo cada cuatro años.

De buen humor tras conocer la sanción, Maradona se encontró con los argentinos en el aeropuerto y se sacó fotos y firmó autógrafos. De Zurich se llevó la tarjeta amarilla. No eran pocos los que soñaban con una roja...

© 2000-2009 www.pagina12.com.ar  |  República Argentina  |  Todos los Derechos Reservados

Publicar un comentario