lunes, 8 de febrero de 2010

[Pagina12WEB] Noticia enviada por lisandro

El mundo  |  Lunes, 8 de febrero de 2010
ANTE LA NEGATIVA DE OCCIDENTE, TEHERAN ENRIQUECERA URANIO AL 20 POR CIENTO

Irán enriquece la polémica con uranio

La administración Obama pide más sanciones al Consejo de Seguridad de la ONU. Pero el gobierno de China –con poder de veto– ve que el castigo a la nación persa es una herramienta funcional a la continuidad de la disputa.

/fotos/20100208/notas/na17fo01.jpg
Mahmud Ahmadinejad le dijo al experto nuclear: "Señor Salehi, empiece la producción al 20 por ciento".
Por David Usborne *

Desde Nueva York.

El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad subió una vez más la apuesta en el conflicto nuclear que tiene con Occidente, al instruir públicamente y en la televisión oficial a que sus funcionarios impulsen la producción de uranio enriquecido al 20 por ciento en la planta de Natanz. Su anuncio sucedió luego de que Estados Unidos y la ONU rechazaran la nueva propuesta de Teherán.

Tan sólo días atrás, el presidente iraní de línea dura era citado por varios medios, diciendo que ya estaba listo para aceptar un acuerdo –consensuado en Ginebra el pasado octubre pero nunca aplicado realmente por Teherán– bajo el cual el país entregaría una gran proporción de su reservas de uranio a potencias extranjeras, las cuales luego devolverían el material en forma de barras adecuadas para su uso en un reactor nuclear civil. Ahmadinejad había reclamado cambiar los países destinatarios del uranio y acortar el plazo para reimportarlo.

Cualquier indicio de acuerdo se evaporó en el aire ayer, con la puesta en escena teatral del presidente Ahmadinejad. Mientras presidía una reunión televisada con el jefe de la Agencia de Energía Atómica iraní, Ali Akbar Salehi, el mandatario se volvió hacia el experto y le ordenó: "Señor Salehi, empiece la producción al 20 por ciento."

El drama en Teherán también coincidió con la advertencia dada desde Alemania al gobierno persa. "La paciencia se acaba", advirtió el país europeo. Washington apuesta por una cuarta ronda de sanciones. Sin embargo, antes de que se pueda establecer una nueva resolución para su aprobación por el Consejo de Seguridad de la ONU, debe alcanzarse un acuerdo sobre la forma y sustancia de la misma por los llamados E3 más tres países: Estados Unidos, Alemania, Francia, Gran Bretaña, China y Rusia.

Una fuente en Nueva York señaló que el texto podría llegar al Consejo en las próximas semanas. Sin embargo, persisten serias dificultades. Entre ellas, el gobierno de China aún ve a las sanciones como una herramienta funcional a la continuidad de la disputa. Sumado a esto, una inminente ronda de cambios entre los diplomáticos más importantes del país asiático, incluido el embajador chino ante la ONU, Zhang Yesui, podrían demorar aún más el proceso.

Robert Gates, secretario de Defensa de los Estados Unidos, instó al mundo a unirse e imponer presiones a Teherán. "Si la comunidad internacional se pone de pie y ejerce presión, creo que todavía hay tiempo para que las sanciones funcionen", auguró desde Roma, en un tour por el Viejo Continente.

Actualmente, Irán enriquece uranio a un 3,5 por ciento. Bajo el acuerdo de Ginebra, Estados Unidos, China y otras grandes potencias propusieron que el país persa envíe la mayor parte de su uranio poco enriquecido al exterior, a cambio de recibir combustible nuclear refinado a un porcentaje del 20 por ciento, listo para ser utilizado en el reactor de Teherán. Mientras el gobierno de los ayatolas afirma que quiere el uranio para un reactor de investigación médica, Occidente sigue sospechando que su objetivo es hacerse de armas con capacidad nuclear. Esos miedos se incrementan de manera inevitable ante cualquier intento independiente de incrementar los niveles de enriquecimiento por parte de Irán.

Luego de que las cámaras terminaron de filmar ayer, Akbar Salehi buscó restar importancia al pedido de su líder de potenciar las actividades de enriquecimiento. Salehi dijo que el presidente estaba simplemente dándole una "orden de preparación" para que el país estuviera listo para avanzar, en el caso de que la propuesta de uranio de Occidente fracasara en implementarse. Ahmadinejad, en tanto, templó sus propios comentarios ligeramente al añadir que "las puertas para la interacción siguen abiertas."

Elevar los niveles de enriquecimiento a un 20 por ciento está lejos del 90 por ciento necesario para crear una bomba atómica. Sin embargo, los expertos señalan que se requiere mucho menos trabajo para completar ese extra 70 por ciento que para llegar al 20. "Sería básicamente lograr la mayor parte en el camino para obtener material nuclear armamentista", comentó David Albright, ex inspector de armamentos de la ONU y fundador del Instituto para la ciencia y la seguridad internacional, con sede en Washington.

Por su parte, Irán confirmó el arresto de siete hombres, supuestamente vinculados con la radio de capitales norteamericanos Farda, que emite en el país persa. Los mismos fueron detenidos bajo la acusación de que trabajan para agencias de espionaje norteamericanas y ayudan a promover disturbios.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

© 2000-2010 www.pagina12.com.ar  |  República Argentina  |  Todos los Derechos Reservados

Publicar un comentario